19 de noviembre de 2009

De pasiones, mariachis y rancheras



Todos hemos escuchado en multitud de ocasiones canciones mejicanas; desde el "Cucurrucucú Paloma", hasta el "Cielito lindo" son temas que aparecen en cualquier cancionero, pupurri o cinta grabada, posiblemente desde tiempos ancestrales. Esa popularización de estas canciones puede conllevar el peligro de que pensemos que se trata de simples composiciones populares sin más mérito ni calidad, cuando con frecuencia nos encontramos con auténticas joyas musicales dotadas de letras hermosas y tonos muy difíciles de entonar. Cabe añadir la fuerza con la que habitualmente las interpretan los grandes cantantes de esa tierra, con un contenido que suele tener muchos elementos de pasiones, amores y desengaños.

José Alfredo Jiménez fue uno de los grandes de la canción mejicana; compositor y cantante, se dice de él que nunca tuvo una educación musical, ni siquiera sabía tocar instrumento alguno, sin embargo a él le debemos canciones tan bonitas como "Amanecí en tus brazos", "Corazón, corazón", "Cuando vivas conmigo", "El jinete", "El rey", "Ella" y "La mano de Dios". Jiménez murió joven -contaba 46 años-, consumido por la cirrosis y sus adicciones, pero quedó para siempre el recuerdo de tantas canciones sencillamente maravillosas. De entre todas, he escogido "Deja que salga la luna", cantada con fuerza y convicción y que habla de amores, pasión y deseos.




Puede que sea Jorge Negrete el mito mayor de la música mejicana; su prematura muerte, ocurrida en Los Ángeles cuando contaba 41 años, no le impidió dejar grabadas un importante número de películas y canciones. Negrete cantó las grandes canciones mejicanas de siempre como "Ay Jalisco no te rajes", "México Lindo y querido", "Adelita", "Qué suerte la mía" o "Aunque me cueste la vida". Jorge Negrete tuvo también una azarosa vida sentimental y estuvo casado con la gran María Felix. Cantó maravillosamente la canción "Ella", compuesta por el propio José Alfredo Jiménez.




Chavela Vargas nació en Costa Rica, aunque tiene la nacionalidad mejicana desde los 17 años, es decir, hace un montón de ellos. Chavela solía cantar canciones normalmente interpretadas por hombres sobre su deseo por las mujeres; vestía como un hombre, fumaba tabaco, bebía mucho, llevaba pistola y era reconocida por su característico poncho rojo. Su personalidad es arrolladora y hay interpretaciones suyas francamente inolvidables como "la llorona", "Que te vaya bonito", "Piensa en mí", "Paloma negra" o "En el último trago". Y es que ya sabemos que " ... las amarguras no son amargas cuando las canta Chavela Vargas". Dejo una excelente interpretación de otra pieza de José Alfredo Jiménez, "De un mundo raro":



11 comentarios:

Suso dijo...

De Chavela hay un directo en el Madison que pone los pelos de punta, incluso los de los brazos. Y para mi lo mejorcito de ella- depende el montazo te saltan las lágrimas escuchándola gemir, porque esa mujer te derrite- es "Las pequeñas cosas".

¡Ay, Chavelaaaaaa!

Como supongo eres hombre legal, le pides a alguien que se la baje de la mula y ¡padentro!

Modestino dijo...

Buscaré el directo que dices.

Suso dijo...

Perdona, no es en el Madison, es en el Carnegie Hall de New York.¡Vale la pena!

Tommy dijo...

En una de las últimas películas de Manuel Summers, "Me hace falta un bigote", un niño rubito y pálido, en clara referencia autobiográfica al propio Summers, estaba acomplejado al suponer que, como no se parecía a Jorge Negrete, nunca podría llamar la atención de la niña de sus sueños. El film, más interesante de lo que pudiera parecer (la historia del niño se presenta como una película dentro de la película que el mismo Summers está tratando de dirigir), era una curiosa aproximación a lo que supuso en España el mito de Jorge Negrete. Luego estaban los chistes que contaban a costa del cantante, como ése de que va Negrete y dice "En México somos todos muy machos" y le contesta un español "Pues en España somos la mitad machos y la otra mitad hembras y lo pasamos estupendamente".

Asier dijo...

Y qué me dices de Antonio Aguilar?
Y Pedro Infante??? Es el unico que canta "Me cansé de rogarle" mejor que yo;)( o casi)

Asier dijo...

Por cierto, Ana: yo soy ese!

Modestino dijo...

A Pedro Infante y Miguel Aceves Mejía los he dejado para otro día, siendo unos fenómenos no me gustan tanto como José Alfredo Jiménez; a Antonio Aguilar he de confesar que no le conozco.
Sensacional el chiste, Tommy.

annemarie dijo...

Yo no conocía a Chavela, musica fenomenal, extrañísima y fenomenal. El chiste es buenísimo. :))

Sunsi dijo...

Esta Chavela... No conocía esta canción. "si quieren saber de tu pasado..." Pues miente. O mejor... no digas nada. Que el lastre de ayer a nadie le importa y no te deja avanzar. A veces pasa...

Un saludo, Modestino.

ana dijo...

Yo recuerdo especialmente las de Pedro Infante... suenan al tiempo de mi infancia, son las canciones que aún hoy tararea de contínuo mi padre.

http://www.youtube.com/watch?v=1jjnA0LV4k0

... Y quien no ha tarareado esta alguna vez... eh? ... eh?... eh?...

Asier, mil enhorabuenas... me alegro de saberte de nuevo por estos lares, que de nuevo te podamos leer. Un abrazo. Y la canción brinda por tí... jajajaja.

Modestino, un brindis emocionado por el recuerdo que siempre encuentro en tu casa. Gracias.

Modestino dijo...

Veo que tendré que resevar un espacio para Pedro Infante: comprometido.

El pasado, Sunsi, nos puede servitr para aprender, pero nunca para amargarnos.