18 de marzo de 2015

Entré por fin en el "Gijón"


El pasado lunes estuve en Madrid; fue uno de esos viajes de ida y vuelta en el día por razón de un compromiso y aproveché el AVE Huesca-Madrid-Huesca para hacerlo cómodamente. Llegué después de las 10 a la capital y al disponer de tiempo -el acontecimiento que me llevó a Madrid comenzaba a las 13.00 horas- pensé que era la ocasión de cumplir un deseo que por no se qué extrañas razones aún tenía pendiente: entrar en el célebre "Café Gijón" ubicado en el Paseo de Recoletos. Había pasado muchas veces por delante, pero nunca llegué a entrar ... imagino que por falta de tiempo, aunque también intuyo cierto subjetivo y absurdo respeto, casi el mismo que uno tiene por lo misterioso, por lo sagrado.

La verdad es que el paisaje de muebles y personal respondió a lo esperado: mobiliario antiguo y con sabor a tradicional y camareros perfectamente uniformados, con aspecto serio, aires profesionales y ritmo lento. Pero ahí no había ni artistas, ni políticos rebeldes, ni poetas enamorados ni literatos en precario, ... ni siquiera alguien con aspecto original, nadie calzaba botines, ni llevaba barba ni miraba descuidadamente la hora en un reloj que colgaba de la pechera, no se veía a nadie escribiendo descuidadamente cuartillas ni recitando poemas en la semi-intimidad. Solamente observé unos cuantos "guiris" y un par de jóvenes con "carita" de triunfadores ... y es que, por lo que cuentan, los bohemios no madrugan.

Eso sí, un café con leche y un croissant de medio pelo, 5,90 € ... ya se ve que pagué más pasado que presente.


11 comentarios:

Voz en off dijo...

Yo tambiėn estuve una vez hace muchos años y tuve más suerte pude ver a Álvaro de Luna. Fue hace tanto que no me acuerdo de lo que me cobraron.

Susana Moreno dijo...

Yo estuve el sábado. Qué casualidad. Un beso.

tomae dijo...

Dicen que el café con leche catalán es más generoso que el de Madrid (vamos que no está tan expoliado) ¿es así?

Modestino dijo...

Alvaro de Luna, el famoso Algarrobo, pedazo de actor!

Modestino dijo...

Susana, la vida anda llena de casualidades!

Modestino dijo...

Tomae, no me digas que tambien os quereis apropiar del cafe de Colombia.;)

Brunetti dijo...

Yo estuve con unos amigos en la terraza del "Gijón" en julio de 2011 y la clavada que nos sacudieron fue de no te menees.

Eso sí: el servicio fue impecable, aunque sin efusividades (parecían de Soria), y al ir al baño descubrí en una de las mesas del interior a Manuel Vicent charlando animadamente con un desconocido (para mí, claro).

Es lo que tiene Madrid, que casi siempre te topas con alguien famoso o conocido.

Salud!

Driver dijo...

Afortunadamente y para compensar el clavo, púa o rejón, cuenta la leyenda que alguien te llevó a un café de la Plaza de Oriente.
Según la crónica urbana, fuiste atendido por el mismísimo inventor del gin tonic, camarero de amplia experiencia y diafanidad absoluta en el arte de aconsejar.
El cronista se aventuró a efectuar una comparativa entre el llamado gin tonic mesetario, y el gin tonic barcelones, de cuyo comentario, contenido y conclusiones no daré parte ni arte, pues mantengo excelentes relaciones con mis hermanos catalanes.
A que no te acuerdas de cuánto importó la consumición ?
Señal inequívoca de que fue justa la relación calidad - precio.
...
Madrid es así.
Un lugar donde todo es posible.

Modestino dijo...

También es cierto, Brunetti, que si estás a gusto tampoco te importa soltar más pasta de lo necesario ... si es ocasionalmente.
De Manuel Vicent debería leer algo, no se si es autor de tu gusto.

Modestino dijo...

Driver, ese encuentro pertenece a la nómina de mis momentos más gratos ... en la primera decena de abril tengo que volver por ahí y podríamos repetir. Abrazo¡¡¡¡

Driver dijo...

Sería un placer efectuar una visita conjunta a tres de los edificios más importantes que todo ciudadano del Estado (incluyendo por supuesto a mis hermanos catalanes), debería conocer y disfrutar.
1 BIBLIOTECA NACIONAL (que tiene cual folio mecanografiado a dos caras, dos interesantes facetas, la de Museo Arquelógico Nacional y la de Biblioteca Nacional, ambas dos interesantísimas).
2 RAE (Real Academia de la Lengua), donde provistos de gamuza y limpiadores, podemos unirnos a la inmensa tarea de fijar, limpiar y dar explendor a ésta nuestra querida lengua.
3 CIRCULO DE BELLAS ARTES (uno de los edificios más modernos del mundo, al quien el paso del tiempo le hace ser mucho más bello y contundente cual actriz de los años sesenta, que mira tú por donde me recuerda tanto en su estructura como en su composición a la Lolobrígida, salvando por supuesto las debidas consideraciones de forma y traza).
...
Tras ésta más que interesante visita, creo necesario reponer fuerzas con un cocido madrileño servido por la Directora General de la Agencia de Seguridad Aérea, en mi propia casa, quien nos pondrá al tanto de los últimos chascarrillos que determinan el devenir de nuestra piel de toro.
Lo cual, y en mi condición de total falta de ecuanimidad respecto a la compañía, puede ser un broche de oro para concluir tan magnos fastos culturales.