9 de marzo de 2015

El tipo de la patada


En las últimas semanas se ha hablado mucho en prensa y redes del individuo que en la Diagonal de Barcelona y sin mediar palabra, asestó una fuerte patada por detrás a una chica que esperaba a cruzar la calle; el vídeo fue difundido en las redes sociales y como es lógico, causó enorme indignación y rechazo. El tipo terminó siendo identificado, detenido y llevado ante el Juez. Al parecer ya tenía cierto historial en hechos de esta naturaleza, y esperemos que la repulsa generalizada de los ciudadanos y el haber sido sometido a la vergüenza pública le haya servido de escarmiento y no repita conductas tan lamentables.

La patada, con ser penosa, es lo de menos, lo más grave es la humillación, el desprecio de la víctima, esa mentalidad de hacerse el gracioso a costa de otra persona, además de ese tufillo machista y chulesco que se observa en la acción cometida por este canalla de poca monta.

Pero sería bueno que pensásemos más allá de condenar un hecho tan lamentable; yo me pregunto si el sujeto iba acompañado de más personas, imagino que algún colega suyo grabaría el vídeo, ... ¿hubo más gente que se lo pasó en grande a costa de la humillación de la chica? ... Hay actitudes que somos incapaces de tener en solitario y en las que podemos caer cuando vamos en grupo, cuando se dan determinadas condiciones: alcohol, desinhibición, ... Está bien que condenemos un hecho tan repugnante, pero sería bueno que todos aprendiéramos ... o supiésemos enseñar, a ser respetuosos siempre, a no pensarnos que resulta gracioso aprovecharnos de quien está en inferioridad, por andar confiado -como es el caso-, o por ser más débil, menos brillante o simplemente distinto.

4 comentarios:

Anónimo dijo...


A un hombre no se atrevio a darle la patada,que valiente.

Modestino dijo...

Efectivamente, en este caso impera el machismo, pero hay otras situaciones donde se dan agresiones similares ... y lo malo es que suele faltar la conciencia de estar haciendo daño y obrando mal.

Susana Moreno dijo...

Si no hubiera habido móvil para grabar probablemente no hubiera habido agresión tampoco. Un beso.

Modestino dijo...

No se Susana, posiblemente este sinverguenza lo hubiera hecho igual, ... me temo.