20 de enero de 2015

La capacidad crítica, toda una ciencia


Hay personas que de tan críticos terminan siendo tóxicos; pero como posiblemente en ocasiones debe de ser cierto eso de que "in medio virtus", pienso que tampoco es nada bueno el extremo contrario. Cada cual hablara de su personalidad, su ambiente y su generación según circunstancias y referirá montones de matices, pero en términos generales intuyo que a los de mi generación y mi ambiente nos educaron sin incluir los necesarios ingredientes de capacidad crítica. Echo la mirada hacia atrás y observo que demasiadas veces he asumido el lema de que lo establecido es lo correcto, esa frase tan repetida de  "esto siempre se ha hecho así", ... en ocasiones con el añadido de "y punto".

Tengo la impresión de que con frecuencia vivimos con pánico a equivocarnos, nos condicionan el miedo al cambio, el temor reverencial, la amenaza de castigos e ignominias que solamente existen en la imaginación. Soy un completo inexperto en temas de educación, por eso ignoro si se ha avanzado en el tema, si a las nuevas generaciones se les invita con más acierto a analizar, a perder el temor a ir contracorriente, a tener criterio propio, a discernir lo que conviene seguir y lo que no. Y no hablo de crisis adolescentes ni rebeldías propias de juventud, sino a asumir  decisiones, a optar responsablemente.

Cada día que pasa ando más convencido que la nómina de los dogmas es reducida, que la exigencia para vivir las propias obligaciones y defender las convicciones es perfectamente compatible con la flexibilidad, que no podemos reglamentar hasta el color de los zapatos, que, en definitiva, todos los caminos llevan a Roma.

8 comentarios:

Susana Moreno dijo...

Los jóvenes son cada vez menos críticos. Mira sino gran hermano. Es un éxito. Un beso.

Modestino dijo...

La juventud siempre ha tendido a la rebeldía, lo que pasa es que necesitan más cultura, más formación y más amplitud de miras para encauzar esa rebeldía.

tomae dijo...

Pienso que se crítica demasiado rápido, sin apenas hacer análisis de ninguna situación. Me gusta pensar en aquello que aprendí tanto en Estadística como en Lengua, que A-na-li-zar es descomponer por partes; y al analizar como mínimo se cuenta hasta diez...

Anónimo dijo...

Me equivoco mucho, aprendo de mis errores y me permite mejorar.
Y no estoy deacuerdo con que los jovenes no sean críticos; creo que somos muy críticos con la siuacion actual.

Modestino dijo...

Si, sois criticos y haceis bien. Pero yo hablaba de la capacidad de ser tambien critico con lo propio. Esta claro que la rebeldia es propia de la juventud.

Modestino dijo...

Por los años 70 corría por las librerías un librito titulado "Rebeldes a la república" escrito por José Luis Murga, entonces Catedrático de Derecho Romano de la Facultad de Zaragoza, en el que se reflejaba como ya en la época del imperio romano los jóvenes manifestaban ese espíritu crítico.

Por otra parte es sin duda injusto acusar a los jóvenes de nada, ellos se han encontrado con lo que los mayores les hemos "montado" ... la historia se repite.

reina dijo...

Conforme avanzamos en nuestra vida es importante tener una memoria selectiva que nos permita recordar lo bueno, dotarnos de una prudencia lógica para no arruinar el presente que vivimos y mantener un optimismo desafiante para encarar el futuro.

reina dijo...

Conforme avanzamos en nuestra vida es importante tener una memoria selectiva que nos permita recordar lo bueno, dotarnos de una prudencia lógica para no arruinar el presente que vivimos y mantener un optimismo desafiante para encarar el futuro.