18 de mayo de 2012

El eco de Gamaliel

Una de las figuras que más me ha llamado siempre la atención al leer los Hechos de los Apóstoles es la de Gamaliel, un miembro del Sanedrín a quien San Lucas, al parecer autor de este libro del Nuevo Testamento, lo representa aconsejando a sus compañeros que no se precipiten en sentenciar a muerte a San Pedro y los Apóstoles quienes, a pesar de la prohibición de las autoridades judías, habían continuado predicando a la gente:

"Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles,
5:35 y luego dijo: Varones israelitas, mirad por vosotros lo que vais a hacer respecto a estos hombres.
5:36 Porque antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada.
5:37 Después de éste, se levantó Judas el galileo, en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados.
5:38 Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá;
5:39 mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios. "

No cabe duda de que por la boca de este fariseo, reconocido doctor de la ley y prominente miembro del Sanedrín, habló la sabiduría y el sentido común; frente a la ira y la irracionalidad de quienes querían acabar con los cristianos que comenzaban su actividad tras la muerte, resurrección y posterior ascensión de Jesucristo por puro odio y visceralidad, Gamaliel trata de profundizar en algo mucho más trascendente, en el fondo plantea a los sumos sacerdotes que lo importante es descubrir quién posee la verdad y tienen el peligro -lo corrían- de estar alineándose contra ella. En los tiempos que corren, donde desde algunos foros y estamentos, a veces con la temeridad que da la ignorancia y no pocas desde la mala fe, se ha impuesto una especie de anticlericalismo ciego y visceral, cuando se ha generalizado la frivolidad y la inquina al juzgar y opinar sobre la Iglesia, el Papa, los obispos y el lucero del alba, recobran actualidad las palabras de ese hombre honesto y cabal, que supo en su momento, manteniendo una postura que chocaba con la del resto de sus correligionarios, ver más allá de prejuicios y manipulaciones y comprender que detrás de esos pocos hombres que predicaban un mensaje nuevo había algo más que simples consignas y posturas humanas. Ya lo dijo Jesús ante Pilato: "mi reino no es de este mundo"; al cabo de veintiún siglos aún seguimos actuando sin tenerlo en cuenta, y todavía siguen apareciendo quienes prefieren poner de manifiesto posturas recalcitrantes y ciegas. Tengo mucho respeto por quienes mantienen creencias distintas a la mía, quienes tienen dudas y quienes postulan su agnosticismo, también quienes no las tienen, pero hay algunos que se embarcan en absurdas cruzadas y, como advertía Gamaliel, no se dan cuenta que si Dios existe su enfrentamiento es tan inútil como nocivo.

13 comentarios:

Driver dijo...

El anticlericarismo que padecemos tiene que ser premeditado, pues es virulento, organizado, se mantiene en el tiempo, es irrespetuoso, fatuo y visceral.
Características propias del hombre perdido, el cual arremete cual toro contra todo lo que se mueve.
Toro fuerte, pero nunca bravo.

Modestino dijo...

No dudo de que es organizado; pero arrastra a gente en la que veo más ignorancia que otra cosa. Todavía hay quien piensa que Galileo Galilei murió en la hoguera.

susana dijo...

Hay mucha incultura religiosa hoy en día. A mí también me encanta esa lectura. Las gentes pasan pero la Fe permanece. Un beso.

Modestino dijo...

A la Iglesia se le exige más que a nadie -ésto puede ser hasta lóguico- y a sus miembros no se les perdona nada ... al menos me parece a mí.

veronicia dijo...

Homilía de S. Clemente "Porque el Señor ha dicho: Seréis como corderos en medio de lobos. Pero Pedro contestó, y le dijo: ¿Qué pasa, pues, si los lobos devoran a los corderos? Jesús contestó a Pedro: Los corderos no tienen por qué temer a los lobos después que han muerto; y vosotros también, no temáis a los que os matan y no pueden haceros nada más; sino temed a Aquel que después que habéis muerto tiene poder sobre vuestra alma y cuerpo para echarlos a la gehena de fuego."

Modestino dijo...

Contundente, Veronicia ...

Marga dijo...

Con todo respeto, podrías (ían/ íamos) intentar ver las cosas desde otro punto de vista. Porque habemos muchos que nos preguntamos ¿Pedro o Pablo harían lo que hacen los jerarcas actuales? A mí a veces más me parecen a los del Sanedrín.
La gente sencialla, que vive lo que Jesús vivió (y predicó con el ejemplo) se suelen ver duramente juzgados por la que yo llamo con cariño y tristeza "la oficialía".
¿Anticlericalismo e ignorancia? Los antis y la ignorancia estamos en todos lados.
Tú crees que tienes la verdad.
Y si no lo creyeras, no lo dirías así, y por eso, mereces mi respeto.
Slds.

Modestino dijo...

Imagino que depende qué jerarcas. ¿y quién es la gente sencilla?, ... Uff, tema complicado. En "La Divina Comedia" de Dante se cuentan cosas muy curiosas de "jerarcas" y no jerarcas.
Más que creer que tengo la verdad, creo que existe la verdad y que uno de los males de estos tiempos es el relativismo que la rechaza, ... Pero también pienso que hay que estar abiertos a admirar a otros.
Es bien cierto que me pongo a pensar en dos o tres personas que son quienes más he admirado en tanto gente que ha vivido -y vive- con convicción y coherencia su fe, y ninguno me parece que está en esa "oficialía".
Eso sí, me mantengo en que existe un sector notoria y visceralmente anticatolico, lo cojas por donde lo cojas.

Modestino dijo...

En cuanto a vivir lo que predicó y vivió Jesucristo, yo agacho la cabeza ante el Magisterio de la Iglesia, pero conforme cumplo años no me hacen excesiva gracia que nadie -más allá de quien tiene autoridad de ese Magisterio- se atribuya la exclusiva de interpretar ese mensaje evangélico ... uno ha de leer el Evangelio y ver qué le dice, qué le inspira. Tal vez en esto esté más cerca de lo que dices ... No se ...

Marga dijo...

Modestino, el idioma es un instrumento vivo y como tal requiere que alguien nos diga qué significan las palabras. Para eso está la RAE. Así yo te digo que entiendo el antiticlericalismo como la acepción del RAE que dice “m. Animosidad contra todo lo que se relaciona con el clero” y entiendo clero como “m. Clase sacerdotal en la Iglesia católica”. Por eso hablé de la “oficialía” y de los “jerarcas”, sabiendo que hay sacerdotes que se parecen más a Pedro o a Pablo pero que precisamente por ello no escalan mucho en términos de poder terreno.

La espiritualidad es una parte de nuestro ser, está viva, es posible que por eso a veces necesitamos que alguien nos diga (como la RAE) qué es cada cosa. En ese sentido, sí entiendo los mandatos de la iglesia católica que es bajo la cual nací y me bautizaron (pude nacer en el islam y estaríamos hablando lo mismo o quizá con dibujitos raros en vez de este alfabeto o no hablando porque soy mujer soltera). Es un instrumento para mi realización espiritual, no en el sentido egoísta del tema, sino en el sentido de responsabilidad personal, digamos que si acabo siendo una criminal no es culpa de la iglesia, y si acabo siendo santa, tampoco es su mérito.

Es un tema complicado, pero me preocupa muchísimo (casi nunca hablo de esto por un mal entendido respeto) que hayamos personas que confundamos espiritualidad con esoterismo o con supersticiones (de tipo: si llevas el escapulario de tal virgen te salvarás, si rezas tres avemarías serás puro, si besas una cruz de palo, si das dos vueltas a la izquierda y tres a la derecha… etc).

No sé si hay un anticatolicismo, a mí lo que me ha atacado últimamente es un machismo y un antiperuanismo tremendo :-))… (es que todos podemos ser víctimas y una es egocéntrica)… ;-)

Modestino dijo...

Todos encontramos defectos, absurdos, contradicciones, cuestiones din responder, ... pero en el Evangelio todo se resume en el amor ... A lo mejor a veces necesitamos descomplicar nuestras propias obsesiones, y aquí hablo por mi.
Uno ha de buscar y asumir qué es lo que se queda de lo que encuentra.
A mí también me torran los que no paran de hacer declaraciones de su fe, en el Facebook, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Creo que en el tema de la religion cristiana la mayor irreponsabilidad la tenemos la mayoria de los que nos consideramos cristianos.Esto es asi porque nos conformamos con la fe del carbonero.No nos preocupamos de conococer con un minimos de profundidad la propia religion,como se hace en otras religiones.NO hablo de saberse el catecisnmo ,nik lo speccados de la santa madre Iglesis.Hablo de concer conceptos basicos de la religon.La teologia me parece una asignatura pendiente para la inmensa mayoria de los cristianos.No digo ya nada d ela liturgia.Cuando nos interesa la historia,leemos o estudiamos la histora.Cuado nos gusta la musica ,oimos tal cancion,o seguimos tal cantante.Quien sabe teologicamente lo que es el alma,el espiritu santo,etc.Quien que se llama cristiano puede discutir conceptos sobre lo que es el cielo,el infierno,etc.
No hablo de fe,ni siquiera de pecado.Sino de cultura religiosa catolica .Quiza tendriamos conceptos mas claros en muchas cosas.No se.

P.D :Por cierto a ver si comentamos otras pelis como "LO quer el viento..",propingo REbeca o mejor aun Gilda....

Modestino dijo...

Sobre "Gilda" ya hay un post de hace un par de años. Tomo nota de las otras.