28 de diciembre de 2018

"Cercanías"


A todos nos gusta relacionarnos con gente inteligente -siempre que no se lo crean demasiado-, con personas serviciales -mientras no terminen siendo "serviles"-, con hombres y mujeres alegres y optimistas -cuando lo son con naturalidad, cuando no es una pose-, con criterio -eso sí, sin afán de imponértelo-  ... y cabría añadir otras condiciones deseables: discreción, respeto a la intimidad, capacidad de comprender, ... Pero en estos momentos lo que más valoro es la "cercanía". Una persona "cercana" es alguien que transmite confianza, a quien no se le ven aristas, alguien a quien si miras a los ojos compruebas que va de frente, que no tiene doblez: está dispuesto a escucharte, se alegra de verte. 

La cercanía choca con la amistad interesada, con la relación forzada, con la visión de la vida como una carrera hacia la cima, el éxito o el "arrimar el ascua a tu sardina". No sabría decir si la condición de cercano viene de fábrica, si se adquiere o se fomenta. Me mueven a rechazo las visiones voluntaristas de la vida, ese empeño meramente tenaz por adquirir virtudes ... aunque no me quepa duda de que para ser cercano haya de dominarse esa tendencia egoista que todos poseemos por naturaleza.  La condición de cercano responde a una visión de la vida, ... una forma de vivir que nos   mueve a ser más humanos, que encumbra valores como la amistad, la voluntad de servicio o la empatía con el resto del mundo, ... por encima de esos términos tan manoseados que suenan tanto últimamente: emprender, empoderar, cosificar, liderar ...

A un buen amigo le escuché repetir varias veces que Dios, que nos ha hecho imperfectos, no nos va a exigir que seamos perfectos ... y debe de tener razón. La vida pasa mucho más rápido de lo que solemos pensar, y no está de más ir por esta tierra dispuestos a ayudar y poniendo buena cara.


2 comentarios:

Squirrel Ardilla dijo...

Precisamente lo más difícil de encontrar hoy en día es la cercanía. Todos los dispositivos modernos están pensados para crear una falsa sensación de cercanía con gente que, en realidad, siempre mantenemos lejos o se mantiene lejos.¿Quién no tiene esos "amigos" de los que solo sabe por whatsapp? Sobran las relaciones basadas en memes,
emoticones, vídeos graciosos... Vamos camino de una nueva soledad disfrazada o propiciada por la hiperconectividad de las pantallas.

Susana M dijo...

La cercanía es un tesoro difícil de encontrar. Un beso