20 de marzo de 2017

Va de gorriones


El pasado sábado estaba tomándome un café en la terraza del "Café del Arte", uno de esos lugares de Huesca donde el tiempo no pasa y se está realmente a gusto el rato que uno necesite.. Lo hacía con un amigo, alguien con  sano gusto por el velador, el café y la buena conversación. No tengo ninguna duda, y quien lo desee que me llame antiguo, de que estos viejos usos son mucho más gratos que las expediciones por internet, los programas de la tele o el "wasapeo".

Para demostrar lo certero de esa frase que dice que "nunca te acostarás sin aprender nada nuevo", me contó que existe una forma irrefutable de distnguir los gorriones macho de las hembras: los primeros tienen una mancha negra en la parte delantera del cuello, mientras ellas son grises de pico a cola. Supongo que ésto es el "catón" en materia de conocimientos sobre gorriones, pero he de confesar que lo ignoraba. Me gustó saberlo, ... creo que el amor a la naturaleza, y para un "urbanita" ¿qué mayor ejemplo de naturaleza que un gorrión?, es algo que debe fomentarse en la gente desde pequeñitos, y que quienes posiblemente no estemos tan concienciados deberíamos ir incrementando conforme las canas nos dominan más.

Al instante, y como si la conversación sobre ellos hubiera sido un reclamo eficaz, se posó sobre una de las sillas de la mesa de al lado una pareja de gorriones que acreditó, con la prueba fehaciente de su presencia, que lo relatado por mi amigo era rigurosamente cierto. Mostraron su plumaje, exhibieron sus diferencias, soltaron unos cuantos de sus sonidos propios y reemprendieron el vuelo. El sábado ya había merecido la pena, se había producido uno de esos instantes que mueren al momento, pero que son de una belleza llamativa y debemos saber captar y guardar para que al menos no mueran en nuestro recuerdo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

(...) Si pudiera vivir nuevamente mi vida, (...) contemplaría más atardeceres,

subiría más montañas, nadaría más ríos.

(...) Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,

sólo de momentos; no te pierdas el ahora.



De "Instantes". El poema que Borges, nunca escribió.

Susana M dijo...

La felicidad està en estas cosas. Un beso.

Modestino dijo...

Que bello poema¡¡¡

Me ha parecido un buen post para empezar la primavera-

Otro beso, Susana.

Anónimo dijo...

Tu post supera el poema, Modestino. Es solo un apunte. ;)