10 de enero de 2014

Tiempos de extravagancias


Vivimos en una sociedad plural y cada cual viste, se peina y se adorna como le viene en gana; por otra parte en cuestiones de modas, usos y costumbres sería un error pensar que todo es inamovible y los criterios de elegancia y protocolo son poco menos que dogma de fe. No hay más que hacer un repaso por la historia para encontrar hombres con faldillas -ya se sabe hasta donde estaban "de Pilatos"-, miriñaques, pelucas blancas, todo tipo de gorros y sombreros, gargantillas, calzas, polisones y demás. Y puesto por delante mi respeto al gusto de cada cual y a la libertad de todos de aderezar su cuerpo como les plazca, tengo que admitir que cada día arraiga con más fuerza mi convicción de que andamos en tiempos en los que hay quien opta por la moda del "feísmo".

Me parece normal que se relajen antiguas rigideces, que la corbata haya dejado de ser prenda obligada para bastantes eventos, que haya ido desapareciendo esa cierta uniformidad en hombres y mujeres a la hora de acudir a ciertos actos, ... pero por mucho que se generalicen y persistan en el tiempo, no me acabo de acostumbrar a determinadas cabezas peladas, a los zapatos de punta, a todo tipo de pinchos que sobresalen en los órganos propios de los sentidos del gusto, olfato y oído, a tatuajes inmensos de apariencias no se sabe si góticas o terroríficas, a moscas en la barbilla, patillas desbordadas, aretes múltiples, pelos de todos los colores, rastas que aparentan equiparar la cabellera a vertederos descontrolados, ...

En ocasiones pienso que algunas de estas cosas no son más que el reflejo de una sociedad que ha perdido la mesura, de la falta de control de esa tendencia que en mayor o menor medida todos tenemos a la provocación y la rebeldía ... o, posiblemente todo se reduzca a que me estoy haciendo mayor, que algo de eso también habrá.

15 comentarios:

susana dijo...

Sobretodo entre personas adultas esas extravagancias están de más. Un beso.

tomae dijo...

La "moda" no deja de ser un concepto estadístico:

...simple y elocuente a la vez:

El valor más repetido.

Buen finde.

Brunetti dijo...

A mí tampoco me gustan esas desmesuras en el vestir o en el maquillaje o en los abalorios y complementos; pero creo, amigo Modestino, que es una guerra que tenemos absolutamente perdida. Es como si el mundo fuera por un lado y nosotros por otro.

Me viene a la memoria una frase atribuida a Christian Dior, según la cual, "Vestir a la moda es vestir como lo hago yo".

Pues eso.

interbar dijo...

No Modestino, nos estamos haciendo mayores pero eso, y más cosas, es una señal de decadencia. Y está acelerada por determinados poderes fácticos.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Las estridencias son peores en las féminas, a mi me dan vergüenza ajena...¡Un saludo muy cordial, amigo!
Asun

Anónimo dijo...

Aunque de forma inata pueda disfrutar de la belleza no me ocurre lo mismo con la fealdad; soy incapaz de apreciarla.

paterfamilias dijo...

Pues sintiéndolo mucho creo que es porque nos hacemos mayores (me habría quedado contigo si hubiera puesto "te haces mayor", ¿eh?) ;-)

También estoy de acuerdo en eso del feísmo.

Modestino dijo...

Yo pienso que se puede tener una imagen muy moderna sin caer en la estridencia ... pero vamos, queda claro que cada dia estoy mas carroza... ;)

Chemuky dijo...

Estoy convencido que forma parte de lo que llaman "los atributos de la marca" y que consiste, entre otras cosas, en resaltar tus "hechos diferenciales"
En otras palabras, cuanto menos relevante eres por lo interior mas tiendes a significarte en lo exterior.
En otros lugares se llama "el notas".

Modestino dijo...

En ésta y en otras actitudes ante la vida mi experiencia es la misma: hay quien necesita destacar por narices.

Anónimo dijo...

rastas que aparentan equiparar la cabellera a vertederos descontrolados, ...

Mira, al leer eso, me has hecho darme cuenta, de que soys unos bocas e ignorantes todos, que hablas de vertederos descontrolados?
Si seguro ni si quiera sabes porque se llevan las dreadlock (rastas), porque rasta es una persona que cree en Haile Selassie I, y las llevan por voto de nazareo, dejandose crecer el pelo y barba sin cortarlo, sin beber alchol ni otras drogas quimicas, sin comer cerdo...
Es un camino mas puro, que el que tu andas, lleno de comentarios ignorantes.. y sobre todo sin sentido jaja, mira hombre..
Estudia un poco o informate mejor, antes de opinar, y sobre todo, si quieres opinar de algo, conocete a ti primero, porque te veo verde ;)

Modestino dijo...

Tomo nota. Creer en Haile Selassie es todo un acontecimiento¡¡¡ ...

Procuraré madurar si estoy tan verde, pero a lo mejor a ti te convendría aprender a escribir, amigo.

Saludos¡

Anónimo dijo...

Vamos a ver...

Yo no dije que fuera todo un acontecimiento ni nada ''mágico'', es tan simple como saber algo de historia...

Tan solo te dije que las rastas como las llamais, son dreadlocks, y que son sagradas al ver de los Rastas (persona creyente)...

Si vosotros queréis verlas como un vertedero a mi no me importa, es más, así puedo ver que no soy tan ignorante como pensaba a veces, amigo.

Y a lo de las faltas de ortografía… bueno quizás me falte acabar de rematar un poco, no te lo niego jaja, pero no mas que tu con lo de dar tu opinión de algo que no sabes…

Bendición¡¡

Modestino dijo...

Debo de admitir, nobleza obliga, que ignoraba esa filosofía de las rastas ... aunque intuyo que no todo el que se la pone lo hace por eso.

Lo del "vertedero" era, de verdad, una metáfora sin mala intención que me salió así ... si alguien se ofende lo quito y ya está.

Un saludo¿¿¿

Anónimo dijo...

Y intuyes bien hay gente para todo como bien sabes... de ahí supongo que no se les de el valor que merecen.

No pasa nada es solo que mi opinión es diferente a la tuya de un extremo a otro...
De hay que quisiera explicarte lo que yo sabia, nunca intentando hacerte creer nada ni cosas por el estilo, solo la información que yo tengo.

Respeto tu opinión por eso!
Saludo y bendición